frutassimples002.png

guanábana

intenso sabor y sorprendente textura en su interior

La guanábana es una fruta tropical con un aspecto curioso.

Está cubierta por una piel verde delgada, con muchas protuberancias finas curvadas y blandas que semejan espinas. Estas protuberancias se van haciendo más cortas a medida que la fruta madura.

Bajo esta apariencia extraña se esconde una deliciosa pulpa jugosa, compuesta por gajos carnosos con semillas en su interior no comestibles.

Llega a medir entre 20 y 30 centímetros (cm) de largo y a pesar entre 2 a 7 kilogramos (kg), dependiendo del tamaño, con un peso promedio de 4 kg

Es una verdadera fuente de vitaminas, sales minerales y antioxidantes.

guanabana cortada2_edited.png

conservación

personitas_edited.png

La guanábana se debe mantener entera en la nevera máximo por 5 días si está en su punto preciso de maduración. La pulpa en el congelador puede durar hasta tres meses.

Si la fruta está verde en el momento de la compra se puede envolver en papel periódico para una perfecta maduración.

La pulpa de la guanábana está constituida principalmente por agua; además proporciona fósforo, hierro y calcio; tiene un alto valor calórico debido a la presencia de los carbohidratos; además es rica en vitamina C, A, así como vitaminas del complejo B.

nutrición

hoja dibujada.png

beneficios

Refuerza el sistema inmunológico y el sistema nervioso 

Alto contenido de fibra

Rica en antioxidantes

consumo

guanabana.png

Se debe comer madura, cuando la piel esta blanda y de un color verde opaco.

Su consumo más frecuente es como fruta entera en donde se pueden aprovechar todas sus propiedades nutricionales. 

También se utiliza como materia prima en la elaboración de bebidas, helados, conservas, mermeladas...

disponibilidad todo el año