frutassimples002.png

pitahaya

nuestro tesoro para la buena nutrición

La pitahaya, también conocida como fruta del dragón por causa de la cáscara irregular y de las escamas. Nace de un tipo de cactus, proveniente de Centro América. La que cultivamos en Colombia es amarilla por fuera y pulpa blanca con semillas por dentro,  muy aromática y su sabor es muy dulce y agradable. Su pulpa y sus semillas son comestible, su piel no se puede ingerir.

PITAHAYA.png

conservación

Lo ideal es almacenarlas en un lugar fresco, seco, alejadas del calor y la luz directa del sol.

Un buen secreto es enfríala un poco antes de comer ya que esto realza aún más su delicioso sabor. 

nutrición

hoja dibujada.png
personitas_edited.png

Esta fruta maravillosa esta llena de  antioxidantes, mucílagos, ácido ascórbico y fenoles.

Es rica en Vitamina C y vitaminas del grupo B. Minerales como calcio, fósforo, hierro. Tiene un alto contenido en agua, proteína vegetal y fibra soluble.

Las semillas, que son comestibles, contienen ácidos grasos beneficiosos

beneficios

Refuerzo del sistema inmunológico

Antiinflamatorio

Su fibra ayuda a regular el tránsito intestinal

Las semillas combaten el estreñimiento

consumo

pitahaya.png

La pitahaya amarilla está madura cuando su color es intenso.
Lo más sencillo y delicioso para comerla es cortar la fruta a la mitad y usar una cuchara para sacar la pulpa y las semillas. Para evitar su efecto laxante es mejor no masticar las semillas.
También se puede preparar en ensaladas, así como procesada en jugos o mermeladas.

La pulpa puede ser utilizada también para yogures, tortas y helados.

disponibilidad todo el año